| 22 de abril de 2024

Diez preocupaciones en seguridad de datos de las organizaciones y CISOs

Descubra las recomendaciones de SealPath para establecer las bases de una resistencia y adaptabilidad duraderas. Explore el papel fundamental de los CISO en la superación de estos desafíos.

Autor/a: Sealpath

Compartir en    

1. ¿Cuáles son los principales riesgos para la seguridad de los datos a los que se enfrentan las empresas hoy en día?

En el panorama digital actual, las empresas se enfrentan a crecientes riesgos de seguridad de los datos. Según el Informe 2023 sobre la defensa frente a las ciberamenazas, las principales amenazas son los ataques de phishing, el ransomware y las amenazas internas. Cada vez surgen más riesgos asociados al trabajo a distancia y a las políticas de «traiga su propio dispositivo» (BYOD). Las brechas de seguridad debidas a vulnerabilidades del sistema también son habituales. Cada uno de estos riesgos presenta retos únicos.

1.1 Amenazas emergentes: Origen y tendencia

La investigación actual subraya cambios notables en los patrones de brechas de datos. Los actores, tanto malintencionados como involuntarios, se han convertido en vectores clave a la puesta en peligro de los datos. Los estudios también demuestran un aumento de las infracciones debidas a una mala configuración del almacenamiento en la nube, lo que subraya la necesidad de un control y una supervisión más estricta. Además, los ataques a la cadena de suministro están ganando tracción, con atacantes que explotan el acceso a datos de terceros para infiltrarse en los sistemas. El ransomware sigue evolucionando, y los atacantes cada vez exfiltran más datos antes de cifrarlos para ejercer una presión adicional. Todo ello acentúa la necesidad de adoptar medidas de protección de datos más proactivas y diversas.

1.2 Incorpora una mentalidad de seguridad proactiva

Las empresas deben dar prioridad a la educación continua, incorporando la concienciación sobre los riesgos de los datos en todos los niveles de la organización. Las sesiones regulares de formación reducen significativamente la susceptibilidad a los ataques de phishing, una de las principales causas de las infracciones. Capacitar a los empleados para que informen sin miedo de posibles problemas de seguridad fomenta un entorno de vigilancia.

La aplicación de un enfoque de «seguridad a medida» a los proyectos garantiza que la protección de datos se tenga en cuenta desde el principio, en lugar de ser una idea tardía. Estas estrategias fomentan una mentalidad en la que la seguridad es responsabilidad de todos y pueden facilitar en gran medida la reticencia de los usuarios a utilizar nuevas tecnologías o a cambiar su forma de trabajar en determinadas tareas cotidianas.

2. ¿Cómo pueden protegerse las empresas contra el ransomware y las brechas de datos?

Como expertos en protección de datos, valoramos solo enfoques probados para contrarrestar el ransomware y las brechas de datos. Tres métodos efectivos son: la protección proactiva de los datos, la supervisión periódica y una sólida formación de los usuarios. Estos métodos han demostrado su eficacia una y otra vez en los numerosos estudios que salen a la luz. Más allá de proporcionar seguridad, también ofrecen tranquilidad y resiliencia.

2.1 Comprende los mecanismos de estos ataques

Comprender los mecanismos de los ataques es fundamental en nuestra estrategia de protección de datos. Las tácticas de phishing, por ejemplo, son a menudo una puerta de entrada al ransomware, persuadiendo a los usuarios para que hagan clic en enlaces o archivos adjuntos maliciosos. Según el Informe de Verizon sobre las violaciones de datos en 2023, el phishing es responsable del 36% de las violaciones. Conozca aquí el impacto real del ransomware en las empresas.

En el caso de los ataques de ransomware, una vez dentro del sistema, el hacker cifra los datos y exige un rescate para restaurarlos. Esto puede provocar tiempos de inactividad, pérdidas de ingresos y daños a la reputación. En cuanto a las brechas de datos, suele producirse cuando personas no autorizadas acceden a todo tipo de datos sensibles. Esto puede tener graves consecuencias, como multas cuantiosas y una erosión significativa de la confianza de los clientes. Este panorama acentúa el valor de unas medidas sólidas de protección de datos.

2.2 Implanta soluciones avanzadas de protección de datos y conciencia

Para protegerse contra las violaciones de datos y el ransomware, es clave integrar una protección de datos avanzada. Estas soluciones, diseñadas para proteger y neutralizar las amenazas de forma preventiva, aprovechan la tecnología más avanzadas y ofrecen un sólido escudo para los datos confidenciales, como las soluciones de gestión de derechos digitales empresariales. Junto con esto
fomentar una cultura de concienciación sobre la seguridad de la información en la que los usuarios participen en mantener la seguridad de la información en todos los niveles de la empresa amplifica la capacidad de recuperación.

Las estadísticas del informe de IBM Cost of a Data Breach 2023 afirman que las organizaciones con una sólida concienciación en materia de seguridad tenían un 30% menos de probabilidades de sufrir una brecha de datos. Esta doble estrategia no sólo protege los datos, sino que también fomenta una mentalidad de seguridad proactiva, subrayando el compromiso con la excelencia en la protección de los datos.

3. ¿Qué estrategias deben desplegarse para proteger los datos con teletrabajo y los riesgos del BYOD?

A la hora de abordar los retos del trabajo a distancia y BYOD (Traiga su propio dispositivo), es primordial dar prioridad a la seguridad de los datos. Los enfoques clave incluyen la implementación de un cifrado robusto, y soluciones centradas en los datos, garantizando conexiones seguras a través de VPNs, y adoptando soluciones integrales de seguridad en endpoints. Además, el establecimiento de políticas claras mejora el cumplimiento. Estas estrategias, surgidas de prácticas probadas, no sólo protegen la información sensible, sino que también apoyan la productividad y la flexibilidad, adaptándose a la realidad de las necesidades de las organizaciones.

3.1 Cómo afrontar los retos del acceso remoto y la colaboración

Afrontar los retos del acceso remoto y la colaboración exige medidas estratégicas para evitar la filtración de datos. Un enfoque sólido incluye el uso de redes privadas virtuales (VPN) seguras y la autenticación multifactor (MFA) para mejorar la seguridad, reduciendo significativamente el acceso no autorizado.

Además, el cifrado de datos garantiza la integridad y confidencialidad de la información, incluso si es interceptada, independientemente del dispositivo, la red o endpoint. Las herramientas de gestión de derechos de la información desempeñan aquí un papel crucial. En términos sencillos, son una combinación de gestores de identidades y accesos y cifrado, pero con mayor flexibilidad, lo que facilita la colaboración segura dentro y fuera de la red.

Esto es importante, especialmente cuando los datos se han descargado de un almacenamiento en la nube, se han enviado por correo electrónico o se han copiado en una unidad USB. En estos casos, mantener los archivos protegidos mientras los colaboradores trabajan con ellos es imprescindible para garantizar que la colaboración se ha desarrollado de forma segura y que no utilizan la información facilitada en su beneficio. La encriptación es la que tiene el mayor impacto, ya que reduce los costes de las brechas de datos en una media de 360.000 dólares, según el informe de IBM.

4. ¿Cómo pueden las empresas garantizar el cumplimiento de la normativa sobre protección de datos?

Navegar por las normativas globales de protección de datos implica comprender marcos clave como el GDPR en la UE, que sienta un precedente para la privacidad de los datos, la CCPA en California que proporciona derechos de privacidad al consumidor, y normativas emergentes como la PIPL de China que se alinean con los estándares globales en evolución.

Como indican las tendencias, se está produciendo una proliferación de leyes de protección de datos en todo el mundo, que hacen hincapié en la responsabilidad, la resiliencia y los derechos de privacidad. La tendencia refleja un movimiento colectivo hacia un contexto de datos más seguro. Cabe mencionar que han surgido nuevas normativas de ciberseguridad que destacan la necesidad de medidas de protección de la información en algunos de sus apartados.

4.1 El coste del incumplimiento

Cumplir con éxito la normativa va más allá de los aspectos financieros e implica navegar por complejas consideraciones legales y éticas. Las consecuencias del incumplimiento de las leyes de ciberseguridad y protección de datos se agravan considerablemente. Abarcan no sólo multas sustanciales, que en caso de infracción del RGPD pueden alcanzar hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación global anual, sino también daños irreparables a la reputación.

La confianza de los consumidores, una vez erosionada, exige inmensos esfuerzos para reconstruirla. Esta perspectiva subraya la importancia de considerar el cumplimiento como una inversión. Las medidas proactivas no sólo mitigan los riesgos financieros, sino que también posicionan a las empresas como entidades dignas de confianza y fiables a los ojos de sus clientes, potenciando el éxito a largo plazo.

4.2 Aborda en profundidad el cumplimiento legal y reglamentario

Navegar por el panorama normativo mundial requiere un enfoque estratégico e informado para garantizar el cumplimiento legal y normativo en todas las jurisdicciones. Esto implica un análisis exhaustivo y la comprensión de cada normativa pertinente, como el GDPR, la CCPA, y PIPL, DORA, NIS2, entre otras. Una estrategia proactiva incluye auditorías periódicas de cumplimiento, evaluaciones del impacto de la protección de datos y programas de formación del personal. Hacer hincapié en la transparencia de las actividades de procesamiento de datos y establecer políticas claras de tratamiento de datos también desempeñan un papel crucial.

Además, el nombramiento de un responsable de protección de datos (DPO) dedicado puede proporcionar una valiosa supervisión en entornos normativos complejos. Este enfoque integral no sólo garantiza la adhesión a diversos marcos jurídicos, sino que también subraya el compromiso de salvaguardar la privacidad y la seguridad de los datos, lo que en última instancia aumenta la confianza y el valor para las partes interesadas.

5. Amenazas internas, ¿cómo pueden mitigarlas los CISOs?

Las amenazas internas, tanto involuntarias como deliberadas, plantean riesgos significativos para la seguridad de los datos. Entre ellas se incluyen el manejo descuidado de datos sensibles, ser víctima de phishing o el uso indebido de información privilegiada. El Informe de 2023 sobre amenazas internas de Cybersecurity Insiders destaca que el 74% de las organizaciones son al menos moderadamente vulnerables a las amenazas internas. Identificar el origen de estas amenazas es un paso fundamental para construir una estrategia de defensa integral.

5.1 Las amenazas internas y su impacto en la seguridad de los datos

Identificar el espectro de amenazas internas implica reconocer tanto las acciones involuntarias como las intenciones deliberadas que comprometen la información sensible. Este amplio abanico incluye la exposición involuntaria de datos por negligencia, como el almacenamiento o la transferencia de datos sin seguridad, y los actos malintencionados dirigidos al robo o sabotaje de datos. Por ejemplo, un caso implicó a antiguos empleados de Tesla que filtraron información de identificación personal (PII) a un medio de comunicación extranjero.

El impacto de estas amenazas es en varias áreas y puede provocar importantes pérdidas financieras, daños a la reputación y consecuencias legales. Como revela el informe 2023 Cost of Insider Threats Report del Ponemon Institute, los incidentes de amenazas internas han aumentado un 44% en los dos últimos años, y los costes por incidente se han incrementado en más de un tercio, hasta los 15,38 millones de dólares, lo que subraya la necesidad de adoptar medidas de seguridad exhaustivas. Las estrategias más eficaces abarcan controles de acceso rigurosos, una supervisión continua y el fomento de una cultura de concienciación sobre la seguridad. Este enfoque holístico no sólo mitiga los riesgos, sino que también refuerza la resiliencia de una organización frente a las amenazas internas.

5.2 Potencia un enfoque de confianza cero

El enfoque de confianza cero, que encarna el principio de «no confiar en nada, verificarlo todo«, es un enfoque integral para mitigar las amenazas internas. Este paradigma desplaza el foco de atención de los modelos tradicionales de seguridad basados en el perímetro, hacia una verificación estricta de la identidad, independientemente de la ubicación del usuario. Los pasos clave para su aplicación incluyen:

  • Autenticación multifactor (MFA) para garantizar que las solicitudes de acceso están autenticadas, autorizadas y cifradas.
  • Acceso con mínimos privilegios para limitar los derechos de acceso de los usuarios a sólo lo estrictamente necesario para desempeñar sus funciones.
  • Microsegmentación para crear zonas seguras en centros de datos y entornos en la nube, limitando así los movimientos laterales.
  • Supervisión continua para detectar actividades inusuales que puedan indicar amenazas internas.


Según el informe 2022 Cost of a Data Breach Report de IBM, las organizaciones que habían aplicado un enfoque de confianza cero ahorraron una media de un millón de dólares en el coste de una filtración en comparación con las que no lo habían hecho. Al adoptar la Confianza Cero, las organizaciones no sólo mejoran su postura de seguridad, sino que también demuestran su compromiso con la protección de datos, aportando valor a través de estrategias rentables de eficacia probada.

6. ¿Cómo pueden las empresas mejorar su capacidad de respuesta ante brechas de datos?

Optimizar las capacidades de respuesta a brechas de datos es una medida proactiva para minimizar los daños potenciales. Las recomendaciones clave incluyen establecer un plan de respuesta a incidentes, fomentar la formación regular, implementar roles, involucrar a expertos externos en ciberseguridad cuando sea necesario y mantener la transparencia con las partes interesadas tras el incidente. Si ponemos en práctica estas estrategias, avanzaremos hacia un ecosistema de datos más seguro y resiliente.

6.1 La importancia de un plan proactivo de respuesta a brechas de datos

El quid de la resiliencia empresarial en la era digital descansa en un plan de respuesta proactivo. Un plan de este tipo garantiza la rápida detección, contención y mitigación de las violaciones de datos, algo fundamental para mantener las operaciones y minimizar las interrupciones. Una estrategia de respuesta adaptada abarca funciones y responsabilidades definidas, protocolos de comunicación claros y actualizaciones periódicas para seguir el ritmo de la evolución de las ciberamenazas.

El informe de IBM Cost of a Data Breach Report 2023 subraya que las empresas con un equipo de respuesta a incidentes y pruebas exhaustivas de los planes de respuesta experimentaron 1,49 millones de dólares menos en costes de brechas de datos en comparación con las que carecían de un plan. Poner en marcha un plan de respuesta sólido no sólo mejora la capacidad de sortear las crisis, sino que también es un enfoque orientado a proteger la integridad de una organización. He aquí cómo calcular el coste de una violación de datos.

7. Liderazgo y gobernanza de la seguridad estratégica

El liderazgo estratégico en seguridad y gobernanza es fundamental para alinear la seguridad de los datos con los objetivos empresariales. Entre las recomendaciones clave se incluyen: integrar una cultura de concienciación sobre la ciberseguridad a todos los niveles, garantizar la implicación de los ejecutivos en las inversiones en ciberseguridad, alinear las estrategias de seguridad con los objetivos empresariales y revisar y actualizar periódicamente las políticas de seguridad de acuerdo con las amenazas emergentes. Estos pasos refuerzan el valor de la protección de datos como piedra angular de la continuidad y el crecimiento de la empresa.

El liderazgo estratégico en seguridad y gobernanza está a la vanguardia de la protección de los activos más valiosos de una organización. Requiere un modelo de gobernanza riguroso que integre la seguridad en el ADN de las operaciones de la empresa. Para los CISOs, se recomienda la aplicación de marcos como NIST e ISO 27001 para ofrecer estructura y claridad a las iniciativas de seguridad.

Alinear estas iniciativas con los objetivos empresariales garantiza que las medidas de seguridad contribuyan a la eficacia operativa y a la resiliencia de la empresa. Las pruebas demuestran que las empresas con una sólida gobernanza de la seguridad tienen menos violaciones y tiempos de recuperación más rápidos, lo que demuestra el valor de la integración estratégica. El compromiso proactivo de líderes solidifica la confianza, alimenta una cultura de seguridad y genera confianza en el compromiso de la organización para proteger los datos.

8. Gestión de riesgos de terceros

Una gestión eficaz de los riesgos de terceros es fundamental para garantizar la seguridad de los datos de extremo a extremo. Esto comienza con una debida diligencia exhaustiva, evaluando la postura de seguridad de un proveedor junto con sus protocolos de gestión de datos. Es fundamental establecer requerimientos contractuales detallados que especifiquen las responsabilidades en materia de protección de datos y los procedimientos de notificación de infracciones, como un Acuerdo de Procesamiento de Datos DPA.

La supervisión continua del cumplimiento por parte de terceros no es negociable, utilizando herramientas probadas que proporcionan información en tiempo real sobre los riesgos potenciales. Según un estudio del Instituto Ponemon, los incidentes de ciberseguridad en los que están implicados terceros van en aumento y son frecuentes. Por lo tanto, un proceso diligente y continuo de gestión de riesgos de terceros no es sólo una estrategia, es una inversión para mantener unos estándares sólidos de protección de datos.

9. Seguridad de los datos en entornos cloud

Proteger los datos en entornos de la nube es esencial para proteger los activos digitales en diversos modelos como las nubes públicas, privadas e híbridas, así como las aplicaciones SaaS. Emplear un cifrado robusto, tanto en reposo como en tránsito, es un paso fundamental. El acceso debe estar estrictamente controlado. Las evaluaciones de seguridad periódicas y la implementación de funciones de seguridad nativas de la nube pueden proporcionar estrategias de defensa en capas.

En una encuesta realizada a casi 3.000 profesionales de TI y seguridad de 18 países, más de un tercio (39%) de las empresas han experimentado una violación de datos en su entorno de nube el año pasado, lo que supone un aumento respecto al 35% registrado en 2022.Esto subraya el valor de invertir en medidas de seguridad avanzadas y rentables que se adapten a la naturaleza dinámica de los entornos de nube, ayudando a mantener la integridad de los datos y la confianza.

10. Un enfoque de seguridad centrado en los datos

Apoyarse en un enfoque de seguridad centrado en los datos sirve como poderosa contramedida ante el creciente panorama de amenazas actual. Este enfoque requiere que los parámetros de seguridad se construyan en torno a los propios datos, garantizando la protección, independientemente de la ubicación o la forma de trasnferencia de los datos. Implica la adopción de mecanismos como el cifrado de datos y los DLP. Un estudio de Forrester Research revela que el 43% de los encuestados señalan la implantación de un enfoque de seguridad centrado en los datos como su principal prioridad.

Las herramientas clave que fomentan un enfoque centrado en los datos, como SealPath, ayudan a proteger los datos. Estas herramientas de eficacia probada aportan un gran valor, permitiendo a las empresas proteger mejor sus activos de información crítica y evitar las violaciones de datos. Tomar un camino centrado en los datos gira en torno a ofrecer una protección de datos mejorada y rentable.

Resumen: La necesidad de dar prioridad a la seguridad de los datos

Dar prioridad a la seguridad de los datos no es una mera elección estratégica, sino una necesidad fundamental para cualquier organización que pretenda proteger su activo más valioso: los datos. Una comprensión profunda y un compromiso proactivo son cruciales no sólo para abordar, sino también para anticipar y mitigar los retos de la seguridad de los datos. Áreas clave de acción:

  • Mentalidad de seguridad proactiva.
  • Implanta soluciones avanzadas de protección de datos y conciencia.
  • Protege los datos con los trabajadores remotos y BYOD.
  • Garantiza el cumplimiento de la normativa mundial sobre protección de datos.
  • Potencia un enfoque de confianza cero.
  • Adopta un plan proactivo de respuesta a brechas de datos.
  • Liderazgo estratégico en seguridad y gobernanza.
  • Gestión de riesgos de terceros.Seguridad de los datos en entornos cloud.
  • Hacia un enfoque de seguridad centrado en los datos.
  • Infórmate de las tendencias más recientes. Aquí las Tendencias en Ciberseguridad de 2024.

Cada punto sirve como un pilar en la construcción de un marco holístico de seguridad de los datos. Dar prioridad a estos elementos no sólo fortalece las capacidades de protección de datos de una organización, sino que también la impulsa hacia el crecimiento sostenible y la resiliencia frente a las cambiantes ciberamenazas. Recuerda, en el marco de la información digital, un enfoque de seguridad centrado en los datos sigue siendo la piedra angular, esencial para proteger cualquier organización moderna.

 

Para más información pincha aqui.


En nuestras Redes Sociales